Parashat Toldot: Seguera hereditaria, nuestros Patriarcas al divan!

Ésta es la historia de Isaac el hijo de Abraham, Abraham “concibió” a Isaac.4193332430_d45ae6100c_z

Asi empieza parashat Toldot, la porción semanal de la torah que relata de la historia de vida de Isaac. Sin embargo “Toldot” comienza la serie de historias sobre Jacobo, quien fue sin duda el más destacado de los patriarcas o por lo menos el más mencionado en el libro de génesis! Pero como dijimos esta es la historia de Isaac y ya desde la primer línea Abraham, su papa, es mencionado dos veces, como si fuese una invitación  a un “festín freudiano” sobre la influencia de las historias de su niñez y la influencia de su padre en lo que será después su propia paternidad.

Isaac nace en parashat Vayera y comienza a crecer al lado de su medio hermano, Ismael. Un día su Mama, Sara, ve a Ismael y a Isaac jugando y le pide a Abraham que eche a Agar (madre de Ismael) y a Ismael. No ampliaremos aquí el significado ético de este acto sino que nos ocuparemos de la perspectiva de Isaac frente a la expulsión de su hermano.  Me atreveré a decir que la idea del hogar y de la familia como instituciones que proveen refugio y seguridad probablemente se desvanecieron, como crece un chico que desde el principio de su vida aprende que de casa podemos ser echados?

A continuación aparece la historia de la akeda, el sacrificio, allí Isaac sale a pasear con su padre, planeando hacer un sacrificio ritual (en argentino diríamos un asadito) y compartir un tiempo  juntos, cuando al final se da cuenta de que el “cabrito” que va ser sacrificado es el mismo! Esta es la historia de Isaac! Padres estériles que lo esperaron por años, un hogar no estable, desconexión de su hermano, violencia familiar dijimos? Y lamentablemente la situación empeora, inmediatamente después de la historia del sacrificio, aparece la historia de la muerte de su madre, o sea que al terrible momento que estaba viviendo se le sumaron la perdida y el duelo. No solo eso, la presunción es que la distancia y el quiebre con su padre son tan grandes, que Isaac no participa del funeral de Sara. Solo vemos la expresión de dolor por la muerte de su madre cuando conoce a Rebeca su esposa.

Estas son las cargas con las que Isaac llega al principio de su vida familiar, que también empieza con esterilidad y con su esposa, Rebeca parándose en frente de D’s  y pidiendo quedar embarazada:

23 y él le contestó:

«Dos naciones hay en tu seno; dos pueblos se dividen desde tus entrañas.
Uno será más fuerte que el otro, y el mayor servirá al menor.»

24 Cuando le llegó el momento de dar a luz, resultó que en su seno había mellizos.25 El primero en nacer era pelirrojo, y tenía todo el cuerpo cubierto de vello. A éste lo llamaron Esaú. 26 Luego nació su hermano, agarrado con una mano del talón de Esaú. A éste lo llamaron Jacob.Cuando nacieron los mellizos, Isaac tenía sesenta años. 27 Los niños crecieron. Esaú era un hombre de campo y se convirtió en un excelente cazador, mientras que Jacob era un hombre tranquilo que prefería quedarse en el campamento. 28 Isaac quería más a Esaú, porque le gustaba comer de lo que él cazaba; pero Rebeca quería más a Jacob. 

 

La idea de amor estableciendo preferencias genera incomodidad casi automáticamente. Esta forma de diferenciar a los niños convierte la situación en complicada de origen. “La preferencia” es un tema taboo en la paternidad y aquí aparece completamente al descubierto, aparentemente también así lo vivieron estos 2 niños también. En una interacción que se desarrolla en un medio de estas características, probablemente veamos  niños concentrados en competir, en complacer y en gustar, de un modo extremo. Los chicos siempre  quieren ser aceptados por sus padres, incluso cuando desafían todos los límites posibles y pareciera ser que querrían exactamente lo opuesto, esa actitud sigue siendo un pedido de cercanía y amor. Por eso no podemos ignorar que la historia que nos ocupa es la de una familia en conflicto y por lo cual también la historia de la bendición del primogénito esta de antemano destinada, por las condiciones familiares, a ser conflictiva también.

Un simbolismo interesante es que la parte de la parasha que hace referencia a la bendición comienza mencionando que Isaac quedo ciego, sin embargo, paradoxalmente desde su ceguera habrá algunos momentos de clara visión.

Jacobo se disfraza de su hermano  y aprovechándose de la ceguera de su padre recibe la bendición que estaba destinada a su hermano Esaú. En esta lectura de la parasha nos preguntaremos cual es la experiencia del adolescente que para recibir atención y palabras cálidas de su padre tiene que disfrazarse de su hermano.

Jacobo abandona la tienda y solo unos momentos después entra su hermano. Cuando Esaú entiende lo que había sucedido grita un “amargo grito” como si hubiese perdido el amor de su padre para siempre y le ruega: “Bendecime a mí también!”  (Génesis 27-34)

Estos son los tsures de Isaac! Esta, es la historia de Isaac, pero esta de Isaac el padre quien formo una familia y repitió el modelo disfuncional de su niñez, del cual sufrió pero no pudo cambiar para prometerle a sus hijos un futuro mejor.

Este es el momento más remarcado de la ceguera, todo está invadido por un manto de oscuridad.

La estafa de Jacobo, el grito desgarrador de Esaú…

36 … ahora se lleva mi bendición. ¿No te queda ninguna bendición para mí?

37 Isaac le respondió:

—Ya lo he puesto por señor tuyo: todos sus hermanos serán siervos suyos; lo he sustentado con trigo y con vino. ¿Qué puedo hacer ahora por ti, hijo mío?

38 Pero Esaú insistió: —¿Acaso tienes una sola bendición, padre mío? ¡Bendíceme también a mí! Y se echó a llorar. 39 Entonces su padre le dijo:

«Vivirás lejos de las riquezas de la tierra, lejos del rocío que cae del cielo. 40 Gracias a tu espada, vivirás y servirás a tu hermano.
Pero cuando te impacientes,     
te librarás de su opresión.»

Isaac ve a su hijo! Que está parado en frente suyo preguntándole aieka!? Donde estás? (La pregunta con la que D’s convoca a Abraham). Y con generosidad y sinceridad le dice Ineni! Acá estoy! Entendiendo el dolor y la desesperación se para a su lado. Ciertamente este es un momento de “visión”, es triste y difícil pero abre el portal de la esperanza.

Y en este momento, la frase que tiene el potencial de cambiar la historia:

Otro momento significativo es después de la conversación con Rebeca, en la cual ella le pide que mande a Jacobo a encontrar una esposa en la casa de su hermano aludiendo que no quería que se case con mujeres locales, pero esto en realidad era la estrategia para ayudarlo a escapar de su hermano. Isaac lo manda a llamar a Jacobo y lo bendice:

3  Que el Dios Todopoderoso te bendiga, te haga fecundo y haga que salgan de ti numerosas naciones  4 Que también te dé, a ti y a tu descendencia, la bendición de Abraham, para que puedan poseer esta tierra donde ahora vives como extranjero, esta tierra que Dios le prometió a Abraham.

Esta vez Isaac sabe que es Jacobo quien está en frente suyo y completa conscientemente (con visión) aquello que comenzó como un arrebato, ahora Jacobo no se apodera sino que su padre voluntariamente le otorga.

A pesar del aspecto “Hollywoodense” de nuestra historia, la parashat toldot no tiene un final feliz. Los hermanos quedan en conflicto y Jacobo se escapa. Esaú escucha y entiende por error que su padre no quiere que se casen con mujeres locales (que en realidad era parte del plan de Rebeca para ayudarlo a Jacobo a escaparse) y va a lo de su tío, Ismael en busca de una esposa. Cuando su única motivación es ser aceptado por su padre.

Parashat Toldot es la continuación de historias de relaciones complejas entre padres e hijos y nos deja pensando sobre la repetición de modelos que nos lastimaron, al paternidad “ciega”  que desconoce las necesidades de sus hijos. Paternidad que los obliga a disfrazarse y a comportarse de manera extrema.

Es una oportunidad para preguntarnos que querríamos guardar y que es aquello que no queremos cargar más con nosotros, es una invitación a elegir como querríamos ver nuestras vidas y que no querríamos ver en las vidas de nuestros hijos.

 

Shabbat Shalom!

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s